LOS GUANTES PARA NIÑOS

//LOS GUANTES PARA NIÑOS

Ser portero es una posición muy exigente. La responsabilidad de mantener la portería intacta y el saber responder bien bajo presión hace necesario que el niño no pueda estar preocupado por otros  aspectos al partido. Como por ejemplo si sus guantes de fútbol son adecuados o cómodos.

Por ello es importante saber elegir bien los guantes de portero para niño. Un aspecto que influye mucho en la elección de los guantes de portero es el precio. Los más sofisticados pueden costar más de cincuenta euros, mientras que los más sencillos pueden no llegar a los diez euros. Eso sí, es mejor fijarte en otras características más técnicas y que pueden influir en que tu hijo haga un buen trabajo como portero.

Guantes de portero para niño: tipos de corte

Sobre todo, debes de fijarte en dos aspectos clave: el tipo de corte y el agarre. Para porteros jóvenes, que se están iniciando en este deporte, lo mejor es un corte flat. Hay cinco tipos de guantes según el corte: flat, negativo, R negativo, rollfinger y roll flat. Para niños el corte flat es perfecto porque son los que menos penalizan los pequeños errores que pueden cometer y no exigen una técnica muy depurada.

Otra buena opción, sobre todo para niñas, son los guantes con corte negativo. Quedan más ajustados y llevan la costura en el interior de los guantes. Por lo que respecta al resto de cortes, los rollfinger quedan apretados y permite que el área de contacto con el balón sea mayor y los R negativo y roll flat son un híbrido entre el corte rollfinger y el flat o el negativo.

Guantes de portero para niño: el agarre

Y en el agarre hay que tener en cuenta la superficie en la que se suele jugar. Por ejemplo, si se juega en césped natural es mejor apostar por unos guantes con más agarre. Tienen más adherencia, pero se desgastan antes. Por el contrario, si se suele jugar en campos de césped artificial es mejor apostar por los guantes de agarre básico, ya que soportan mejor la abrasión y son más resistentes. Eso sí, tienen peor adherencia.

Además de estos tipos de guantes según el agarre hay otros dos que también pueden ser interesantes para tu hijo. Por un lado los guantes de agarre medio, un punto intermedio entre los anteriores, que pueden ofrecer resultados muy buenos. Y por otro lado están los guantes de agarre en húmedo. Estos pueden ser un complemento a los habituales, para usarlos en condiciones de lluvia o de mucha humedad. Este modelo está fabricado con unos materiales que absorben el agua y agarran un 40% más en mojado.

Consejos para elegir los Guantes de portero para niño

Y no olvides los siguientes consejos para no equivocarte con los guantes de portero tu hijo:

–          Compra la talla correcta. Si no ajustan bien podría afectar a su rendimiento y a su durabilidad. Una talla inadecuada puede tensar el material de látex de los guantes y provocar roturas o rasgados prematuros.

–          Implica a tu hijo en la elección. Al fin y al cabo es él el que tiene que llevarlos. Además de que tendrá que probárselos para asegurarte que le quedan bien.

–          Cuídalos bien. Así se garantiza su durabilidad. Por ejemplo, utilizando guantes de entrenamiento o unos viejos para entrenar y usa los buenos en los partidos. Y límpialos con agua tibia y un detergente suave y déjalos secar de forma natural. La suciedad y el sudor destruyen el látex y eso puede afectar a la calidad del juego.

By | 2018-03-29T10:35:36+00:00 agosto 17th, 2016|News|0 Comments

Leave A Comment